¿Sabes qué es la virgulilla?

La virgulilla - La tilde, el apóstrofo y la cedilla

La virgulilla es un signo ortográfico y el más conocido es el que encontramos sobre la letra española “ñ”, sí, esa tilde que hace única a la letra eñe.

El curioso origen de la virgulilla “ñ”

La “eñe”, en el siglo IX, nació para sadisfacer la necesidad de representar un nuevo sonido en presencia de una evolución de determiandos grupos consonánticos latinos como “nn” (la palabra “anno” – año o “donna” – doña), “gn” (la palabra “lignu”- leño) o “ni” (la palabra “Hispania” – España o “vinia” – viña).

Todas estas variaciones, para un mismo sonido, creaban confusión y fue algún escribano quien comenzó a acortar y unificar este sonido con una “n con una coma encima”.
Esta acción también resolvió el problema de ahorrar pergamino y facilitó el duro trabajo del escribano.

Fue en el siglo XIII, durante la reforma ortográfica del rey Alfonso X El Sabio, cuando la “ñ” fue considerada como la mejor opción para reproducir los mencionados sonidos y su uso se extendió hasta que entró oficialmente en la primera gramática del castellano de 1492.

La Real Academia Española acepta definir “virgulilla” también al apóstrofo (’) y la cedilla (¸)

  • El apostrofo, signo de puntuación en forma de coma elevada, indica por lo general la elisión de una letra. También se utiliza por razones métricas, especialmente en poesía, o simulando una pronunciación dialectal.
  • La cedilla es un gancho o cola añadida bajo de ciertas letras como una marca diacrítica para marcar un cambio en la pronunciación. La más conocida es la “Ç” y, en esecifico se llama “c trencada”

¡Mantente informado!

Déjanos tu correo y te mantendremos actualizado sobre nuestras actividades

Antes de enviar tu suscripción puedes ver nuestro compromiso con tu privacidad aquí