¿Qué es la cláusula “rebus sic stantibus”?

¿Qué es la cláusula “rebus sic stantibus”?

Imaginemos la siguiente situación. Hemos firmado un contrato de arrendamiento por varios años y, de repente, se presenta una situación que altera el curso económico de las cosas, como el COVID-19.

¿Qué hacemos como arrendatarios? La situación económica cambia completamente, el precio que nos parecía aceptable en el momento de la firma, se convierte en algo imposible de asumir.

Aplicación de la clausula “rebus sic stantibus”

Es decir, se ha producido una alteración de las circunstancias concurrentes en el momento de la firma de tal magnitud que ha convertido en excesivamente onerosas las condiciones pactadas para una de las partes contratantes.

¿Qué podemos hacer? Apelar a la cláusula “rebus sic stantibus” para poder adecuar los pactos a la situación concurrente, de manera que las partes vuelvan a estar en sintonía y ninguna se vea perjudicada.

¿Se puede aplicar con cualquier cambio de circunstancias desde el momento de la firma de un contrato? No, la jurisprudencia del Tribunal Supremo establece que las mutaciones de las circunstancias que entran dentro de lo previsible no podrán determinar la aplicación de la cláusula.

Si bien, puede entrar en juego y ser de aplicación cuando las circunstancias sean sobrevenidas e imprevisibles, no haya culpa del afectado, no era posible prever la situación que se ha producido y que sea el único medio de equilibrar a las partes del contrato.

¡Mantente informado!

Déjanos tu correo y te mantendremos actualizado sobre nuestras actividades

Antes de enviar tu suscripción puedes ver nuestro compromiso con tu privacidad aquí